Estos tatuajes son el mejor ejemplo de amor hacia el flamenco y de admiración a la figura del Maestro Manolete. Susan Watters, nuestra Susan, nos emocionó a todos con su historia y al mostrarnos su tatuaje nos dimos cuenta de que realmente éramos una escuela de flamenco muy importante en el corazón de la gente. A su primer tatuaje le siguió la firma del Maestro …. y así Susan decidió hacer su personal homenaje a Manolete.

Susan gracias por hacernos formar parte de tus sueños y tu vida.