El frío y la lluvia no apagaron su guitarra. Arte y elegancia. Gracias Antonio Rey, José Rey (voz y percusión), Daniel Fernández (Guitarra) por llenar de magia la noche que vivimos en La Chumbera.