Nuestra historia en fotos

Una vista al pasado para entender el presente.

“Pepa la del Marote”, figura fundamental en la familia Maya

A través de esta preciosa y afectuosa imagen queremos conmemorar el recuerdo de Josefa Maya Fajardo, más conocida como “Pepa la del Marote”, figura fundamental en la familia Maya, y un ejemplo a seguir en la tradición flamenca de Manolete.

En la fotografía, Josefa Maya aparece dando el pecho a su hijo más pequeño Lalo Mario Santiago, hermano de Manolete, que por circunstancias de la vida falleció demasiado joven. Desde aquí te mandamos un fuerte abrazo y te recordamos que nunca te olvidaremos.

La imagen describe perfectamente la personalidad y el ímpetu familiar de Josefa Maya, una mujer a quien su hijo Manolete la recuerda ciertamente como su hija Judea, tanto en el baile como en lo personal. Un ejemplo a seguir, familiar, maternalista, rodeada de sus hijos y al reparo de sus nietos, la voz cantante en las bodas y otras celebraciones fiesteras, llena de energía y dispuesta a cualquier cosa por su gente.

El flamenco de padre a hija

En esta adorable fotografía, tomada en torno al año 1996, podemos ver la complicidad padre-hija en los ojos del maestro Manuel Santiago Moya y Judea Santiago Heredia.

La foto fue tomada en una sala de ensayo de la academia de baile Amor de Dios (Madrid) en el momento en que “Manolete” le explicaba un paso a Judea, pero mas allá de cualquier explicación se percibe el amor incondicional en sus miradas, reflejo del alma de un padre que ha sembrado la semilla del flamenco en su hija, ejemplo a seguir de por vida. Y es que un padre vale más que cien maestros.

DOS MAESTROS

COMO HERMANOS…

Cuando preguntamos al maestro Manolete por la figura de Camaron , de su boca con ternura, nostalgia y cierto orgullo humilde, salen las palabras “como hermanos”
En la memoria de Manuel Santiago Maya, quedan decenas de anécdotas vividas con su gran amigo y compañero de lucha José Monge Cruz.

MANOLETE, CRISTINA HOYOS Y EL GUITO

Aquellos años de camaradería y compañerismo en el ballet nacional

1976 sede en Madrid, del Ballet Nacional Español.

Durante los dos años que el Maestro Manolete estuvo dentro del Ballet Nacional bajo la dirección del bailarín y coreografo Antonio Gades, Tuvo la oportunidad de conocer a grandes figuras del bailes como Cristina Hoyos o “El Guito”.

El maestro nos cuenta con orgullo y humildad como tuvo el honor de recibir de Gades la herencia de la coreografía por Farruca que más tarde estrenaría en Sevilla en el teatro Lope de Vega, cautivando al público.

De esta época el maestro Manolete destaca la camaradería y el compañerismo dentro del gremio que caracterizaba el mundo de la danza de aquel entonces.

Escuchar hablar a una figura tan importante en el mundo del baile flamenco, un Maestro con mayúsculas como es Manolete, de sus maestros, con orgullo, con respeto, con humildad y viendo como el recuerdo de aquellos años empañan sus ojos de juventud, de nostalgia, demuestra que el tiempo no se detiene por nadie, pero que si te alías con él y lo aprovechas te hará llegar lejos, muy muy lejos.